menú

Balace final kilos

El Gran Recapte del COVID-19 permitirá adquirir 4.871.844 quilos de alimentos, un 12% más que la anterior edición

La 12ª edición del Gran Recapte d'Aliments, que se inició el pasado 16 de diciembre en más de 3.555 establecimientos de todo el país y que concluyó el pasado miércoles 16 de diciembre con las donaciones online ha logrado una cifra de 4.871.844 kilos, un 12% más en el año anterior, donde se recaudaron 4.301.000 kilos.

Los Bancos de Alimentos catalanes quieren transmitir su infinito agradecimiento dado que se ha demostrado, un golpe más, el compromiso social de la ciudadanía hacia los colectivos más desfavorecidos. En palabras de Lluís Fatjó-Vilas, director del Banco de Alimentos de Barcelona, “este hito de solidaridad colectiva demuestra que la sociedad es muy consciente de la emergencia social que ha comportado la pandemia”. Desde el Banco de Alimentos también se quiere agradecer la tarea realizada por los voluntarios que lo han hecho posible.

Estos 4.871.844 de kilos de alimentos que se podrán comprar y distribuir, son los que se estima que se adquirirán con los 7.600.077€ recibos en donaciones, de centenares de miles de ciudadanos, que han mostrado, un año más, su solidaridad.

El detalle de los 7.600.077€ es el siguiente:

El Gran Recapte 2020 tuvo que modificar su formato por la pandemia, transformando la donación física de alimentos en donaciones económicas para adquirirlos a posteriori. Los responsables se muestran muy satisfechos con el resultado de la campaña, dado que el cambio de modelo y la actual situación económica podía afectar el resultado. No obstante, la ciudadanía ha entendido perfectamente las razones que han propiciado el cambio de modelo y ha colaborado de forma masiva en la campaña.

El nuevo modelo tiene la ventaja de que permite ir adquiriendo los alimentos que sean más necesarios en el momento que más convenga, garantizando así una distribución sostenida de productos básicos.

El Gran Recapte supone un gran impulso para los Banco de Alimentos puesto que contribuirá a dar respuesta a una parte del importante incremento de la demanda de alimentos que han experimentado los Bancos de Alimentos y que se prevé que continúe en 2021.

Para Roser Brutau, Presidenta de la Federación Catalana de Bancos de Alimentos “el final de la campaña supone el punto de partida para poner en marcha el 2021 y poder continuar con la tarea primordial de los Bancos de Alimentos, que, además de combatir el despilfarro alimentario, contribuyen también a garantizar el derecho a la alimentación en su entorno.”