menú

Gran Recapte

El Gran Recapte es una campaña clave para los Bancos de Alimentos, para que con los casi 5 millones de alimentos recaudados en Cataluña se pueda proveer a las entidades de alimentos básicos como la leche, el aceite o las conservas para un periodo aproximado de 3 meses.

La 13ª edición del Gran Recapte de Alimentos se celebrará a finales del mes de noviembre del 2021. Las fechas serán del 19 al 27 de noviembre a los establecimientos. Y del 11 de noviembre al 11 de diciembre para el Gran Recapte online.

En el año 2020 los Bancos de los Alimentos ya modificaron el formato de la campaña debido a la irrupción del COVID, sustituyendo la recogida masiva de alimentos por una campaña virtual de donaciones monetarias. Las donaciones monetarias se podían hacer en la caja de los supermercados, en las paradas de los mercados y en los establecimientos de pequeño comercio.

Aun con el cambio de formato, el voluntariado continuó siendo clave y volverá a estar presente en los puntos de recogida a pesar de suprimir la donación física de alimentos. El voluntariado informará a la ciudadanía del nuevo formato del Gran Recapte y lo invitará a participar.

Con la suma de las donaciones los Bancos de los Alimentos adquirirán los productos en función de las necesidades en los diferentes periodos del año, y, además, estas donaciones monetarias permiten adquirir productos frescos y refrigerados de alto valor proteico. Otra ventaja que permite este nuevo modelo es la entrega de tarjetas monetarias a los beneficiarios, así las personas atendidas pueden elegir a los establecimientos los productos de alimentación que más los hacen falta.

La Emergencia social POST COVID

Desde la irrupción del COVID, los Bancos de los Alimentos han tenido que afrontar un aumento exponencial de la demanda de alimentos. El número de personas receptoras ha pasado de 195 mil en enero de 2020 a las 250 mil actuales, el que supone un incremento del 30%.

El escenario de post pandemia es un escenario de incertidumbre en que la ralentización de la actividad económica, comporta que muchas personas tengan dificultades para cubrir las necesidades básicas.

Todo y esta situación, los Bancos de los Alimentos han hecho un gran esfuerzo para equipar los kilos distribuidos al aumento de la demanda. A lo largo de 2020 se han distribuido cerca de 30 millones de kilos de alimentos que han llegado a una media de 250 mil personas mensuales, a través de 628 entidades receptoras.